Blog » Pasos para construir una casa desde cero

Pasos para construir una casa desde cero

Estar al tanto de los pasos para construir una casa, es algo esencial para conseguir una vivienda que se adapte plenamente a la legalidad y evitar problemas. La tramitación, especialmente en lo relativo a las cuestiones administrativas, suele ser compleja.

Pero, ¿qué ocurre con las casas prefabricadas? ¿Los trámites son los mismos? Vamos a verlo con detalle.

Procedimiento para construir una casa paso a paso

Compra de la parcela

El primero de los pasos para hacer una casa es contar con un terreno sobre el que construir el inmueble. Una cuestión esencial a tener en cuenta es que debe tratarse de una parcela que esté calificada dentro del plan urbanístico del municipio como terreno urbanizable porque, si no es así, no será posible construir tu futura casa en ella.

Si necesitas ayuda en la compra de un terreno, limpiar el terreno, como debe ser el suministro de agua y otras dudas te recomendamos acudir a un experto. Hay decisiones clave que influirán luego en temas como el tipo de cimiento, el esqueleto de la casa y en como se va a construir una vivienda.

Proyecto del arquitecto

El diseño llevado a cabo por el profesional debe ajustarse a las condiciones técnicas de la parcela y a las necesidades y requerimientos estéticos de los futuros habitantes de la casa.

Una vez listo el proyecto, este es enviado al Colegio de Arquitectos correspondiente para su revisión. Si todo es correcto, este organismo le otorgará el correspondiente visado, haciendo que el proyecto pueda presentarse ya ante la Administración para obtener las licencias necesarias y, también, ante el banco para solicitar financiación.

Licencias administrativas

El procedimiento para construir una casa requiere permisos otorgados por el Ayuntamiento, tanto antes de comenzar la propia obra como una vez finalizada la misma.

En esta fase de la construcción de la casa, hay que presentar el plano del arquitecto debidamente visado por el Colegio para poder obtener una licencia de obra mayor. Hasta que no se obtiene este permiso no se puede empezar la construcción.

Además, es posible que durante la ejecución de la obra también haya que solicitar otros permisos administrativos, como los relacionados con la instalación de contenedores de obra o los que hacen falta para permitir el paso de maquinaria.

Obtención de la financiación

Con el proyecto visado y la licencia de obra ya concedida, es momento de acudir al banco a solicitar la financiación. El producto indicado en este caso es una hipoteca de autopromoción, que tiene unas condiciones algo diferentes a la hipoteca inmobiliaria tradicional.

Construcción de la vivienda

Con los trámites ya listos y obtenida la financiación, hay que contratar a un constructor, designar un jefe de obra (puede ser el mismo arquitecto que hizo el proyecto o un aparejador), y comienza la labor de construcción del inmueble, que suele prolongarse entre 18 y 24 meses.

Si se ha obtenido una hipoteca de autopromoción, a medida que va avanzando la construcción se irán entregando una serie de certificaciones de obra que hay que presentar ante la entidad bancaria, para que siga liberando las diferentes partidas económicas en las que se divide esta hipoteca.

Fin de obra

Cuando la construcción de una casa se da por finalizada, hay que hacer más trámites administrativos. Para empezar, hay que registrar el inmueble en el Catastro. Luego, con la certificación de final de obra y la referencia catastral, hay que acudir al Ayuntamiento para solicitar la licencia de primera ocupación. Una vez que esta es concedida, ya se puede vivir en la casa, empadronarse en la misma y solicitar el alta de servicios esenciales como la luz o el agua.

Pasos para hacer una casa prefabricada: ¿hay diferencias?

En el caso de las viviendas modulares como las que ofrecemos en YAENCASA, el proceso de construcción es más rápido y también más sencillo.

Adquirir el terreno

Como en el caso de los inmuebles tradicionales, aquí el primer paso también es contar con un terreno que esté ubicado dentro de un espacio calificado como suelo urbanizable.

Elegir el modelo de casa deseado

Las empresas que nos dedicamos a las viviendas modulares contamos con un catálogo dentro del que nuestros clientes pueden elegir el tipo de casa que más se ajusta a sus gustos y necesidades. No obstante, siempre hay un margen para la personalización.

En estos casos, también debe intervenir un profesional técnico de la arquitectura, aunque el cliente no tiene que buscarlo por su cuenta. El arquitecto desarrollará su proyecto con base en las particularidades que tenga la instalación de la vivienda en un terreno en concreto, determinando, por ejemplo, qué cimentación es la más adecuada en función del terreno.

Obtención de permisos administrativos

Las casas prefabricadas se consideran bienes inmuebles, así que para su construcción hay que pedir una licencia de obra mayor.

Como el proceso de trabajo es diferente y se trabaja con módulos, es menos necesario recurrir a otras licencias accesorias como la de instalación de un contenedor de obra.

Construcción del inmueble

Se empieza por la cimentación y luego se van instalando los módulos, que llegan ya listos al lugar de trabajo. Esto permite que el proceso sea mucho más rápido, de modo que la casa puede estar lista en seis u ocho meses.

Fin de obra

Como en el caso anterior, una vez que la casa está lista hay que registrar el inmueble en el Catastro y obtener la licencia de primera ocupación.

Los pasos para construir una casa al estilo tradicional o una modular no son muy diferentes entre sí. La gran ventaja de las viviendas prefabricadas es que su construcción es mucho más rápida.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados